El consumo de ventresca

consumo_de_ventrescaLa ventresca es la parte más selecta del bonito debido a la jugosidad que posee. Por ese motivo, son pocos los productos que no combinan bien con ella. Una forma sencilla de elaborar la ventresca es simplemente con un chorrito de un buen aceite de oliva virgen extra aunque también nos da muchas posibilidades elaborar exquisitas ensaladas, aperitivos con piperrada, con tomate pochado con cebolla, con pisto, con pimiento del piquillo y un sinfín de productos. Ante la untuosidad de la ventresca, cabe pensar que un tinto joven, hará deleitar los paladares. Sin olvidar por supuesto, que un blanco de crianza, con toda su complejidad y así mismo untuosidad, puede ser también el caldo que armonice sin complejos con este ingrediente.