Pesca sostenible

pescadoresLa sostenibilidad de la pesca en nuestros mares es uno de los problemas que sufre el sector medioambiental en la actualidad. En Conservas Ortiz nos preocupa el futuro de las capturas así como el proceso de regeneración de las especies. Por este motivo, utilizamos la técnica tradicional del “cebo vivo” y “la cacea” para la captura del Bonito del Norte y “el cerco” para la anchoa.

La primera consiste, básicamente, en el uso de un cebo, todavía fresco y vivo, para atraer con más eficacia al pez. Este cebo suele consistir, a su vez, en pequeños peces.

El primer paso consiste en sacar estos cebos del mar, con sumo cuidado. Para ello se utilizan salabardos y posteriormente se colocan en unos viveros en los que pueden llegar a vivir varios días. Para simular un banco de peces, los pescadores utilizarán mangueras que crearán el movimiento propio de éstos.

Cuando comienza la pesca, los pescadores se alinean en un costado del barco. Las cañas disponen de un sedal corto y los anzuelos ya están preparados con el cebo vivo. Si el banco está compuesto de peces muy grandes, se pescan en pareja.

La práctica del cebo vivo es un método de pesca habitual y muy utilizado a lo largo de la historia por los pescadores del Cantábrico.

La técnica del cerco, por otro lado, es un sistema consistente en una gran red rectangular con la que se envuelve completamente el banco de anchoas.